ACEITE DE PALMA ¿peligroso o beneficioso?

Está en boca de todo el mundo. Y es que desde que comenzó este año 2017 las críticas siguen aumentando. Ya lleva años recibiendo bombardeos por todos sus costados y eso ha hecho que salten las alarmas.

Y es que en los últimos años, se han multiplicado los estudios que alertan de los efectos nocivos del aceite de palma para nuestra salud.

En España el partido político Ciudadanos ha presentado una proposición no de ley (PNL) que pide al Gobierno que negocie con la industria para que deje de usarlo en alimentación y que se investiguen los efectos de su consumo

Mientras tanto, la OCU recomienda no abusar de él e incluso algún supermercado ya ha barajado su propuesta a eliminar todos los productos de marca blanca que pudieron llevarlo.

También se redactó un informe en mayo del 2016 por la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos (EFSA), en el que se advierte de que “el consumo reducido de aceite de palma, incluso si es reducido, es peligroso para los niños”.

Y es que son más las alertas que invitan a pensar y llevar a debate de por qué hay leche de fórmula para bebés que lo contienen. ¿por qué se echa aceite de palma en las leches infantiles?

Su uso en la industria

Resulta ser el aceite ideal por su densidad, textura para la industria alimenticia y en más sectores.

  • se mantiene sólido a temperatura ambiente;
  • no contiene olor, lo que le permite sustituir la mantequilla o las grasas hidrogenadas en muchos productos;
  • alarga la vida útil de los alimentos gracias a su alta resistencia a la oxidación y su efecto conservante natural;
  • Soporta bien las altas temperaturas a las que puede ser procesado.

Y es que lo podemos encontrar hasta en la sopa, y nunca mejor dicho.Es importante saber dónde lo podemos encontrar y no hay nada tan fácil como leer las etiquetas de los productos. Mayoritariamente se encuentra en la bollería industrial, pero también lo podemos encontrar en alimentos nada imaginarios como en cosméticos, champús, geles, maquillaje, cremas hidratantes, dentífricos….hasta velas, pasando por productos de limpieza e incluso biocombustibles.

StockSnap_91R8K7V3ZX

“Una tonelada de aceite de oliva cuesta 3.500 euros, una de girasol 900 y una de palma 650″
Rafael Garcés, investigador del Instituto de la Grasa del CSIC en Sevilla (España)

¿Cómo se recolecta este aceite?

El aceite de palma es un aceite de origen vegetal que se produce a partir de los frutos de la ‘Elaeis guineensis’ o palma de Guinea, también conocida como palma africana de aceite o palma aceitera (Elaeis guineensis). De este fruto se obtienen dos tipos de aceite: el de palma propiamente dicho, obtenido a partir de la pulpa, y el de palmiste, a partir de la semilla del fruto.

Estas palmas son originarias de África Occidental, pero florecen también en otras regiones con climas húmedos y calurosos.

El aceite de palma puede estar, básicamente, en dos formas: aceite de de palma fresco (no procesado o rojo) y aceite de palma oxidado (refinado o amarillo).

Diferencias entre aceite de de palma fresco y el aceite de palma oxidado

El aceite de palma rojo o fresco: el “bueno”

Reduce el riesgo de trombosis arterial y ateroesclerosis, disminuye los niveles de colesterol endógenos, inhibe la agregación plaquetaria, reduce la presión sanguínea, mejora las funciones inmunes, promueve la generación de hemoglobina para los glóbuos rojos, protege contra la deficiencia de vitamina A y contra ciertas formas de cáncer. Estos beneficios del aceite de palma fresco parecen estar relacionados con la presencia de una gran cantidad de antioxidantes, tocotrienoles (un tipo de vitamina E) y β-carotenos.

Aceite de palma oxidado o refinado

Aquí se ha llevado a un proceso de refinado en el que se le ha elevado su temperatura a 200° para poder hacerle más untuoso y carezca de sabor y olor.

Sin embargo, los valores nutricionales que partían con el aceite de palma rojo se pierden en el proceso de refinado del aceite para hacerlo incoloro. Aquí encontramos el problema que achaca a su consumo.

¿qué ocurre cuando lo consumimos?

Es ‘una rica fuente’ de grasas saturadas (un 50% frente al 15% en promedio que contienen otros aceites), lo que lo convierte en un peligro para las arterias y el corazón. Incluso lo vinculan con las mayores tasas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares.

Abajo lo podemos comparar con otro tipo de aceites.

grafico-grasas-saturadas

Pero algunos lo defienden y llegan a concluir queal utilizarse como ingrediente, y por tanto en cantidades pequeñas, y dentro de un contexto de dieta equilibrada, no tiene ningún problema para la salud”.

Aparece en el 50 por ciento de los productos de un supermercado.

Un supermercado ofrecía 3.215 productos que pensaban eran todos biológicos. Con el nuevo etiquetado se dieron cuenta de que 135 tenían aceite de palma y decidieron sacarlos todos de sus estanterías.  Sin embargo, en el etiquetado no se especifica el proceso de refinado que ha sido utilizado, que aquí podía ser también un dato importante…

Y es que asocian el aceite de palma con el cáncer. Los científicos descubrieron que un kilo de aceite de palma conllevaba 68 muertes por cada 100.000 habitantes en varios países con bajo poder adquisitivo. En otros países con niveles de vida más altos la cifra era de 17 muertes.
fruta-de-palma-de-aceite_2943860Actualmente existen procesos de refinado que consiguen mantener cierta cantidad de antioxidantes en el aceite. Sin embargo, en el etiquetado no se especifica el proceso de refinado que ha sido utilizado

La industria alimentaria dice que el aceite de palma “en muchos casos no se puede sustituir”

Piden utilizar aquel sustituto que cuente con certificado de sostenibilidad.

Todos podemos aspirar a quitarlo, pero falta saber por qué se puede sustituir.

¿Dónde está el problema realmente?

El mayor problema es el modo en que se produce y manufactura.

La producción de aceite de palma comprende el 30% del aceite vegetal mundial.
Cada día se deforestan un área equivalente a 300 campos de fútbol de selva tropical y otros ecosistemas de alto valor ecológico.

Si el ritmo de deforestación continuarán los efectos desastrosos sobre los ecosistemas, el cambio climático, las especies protegidas y las poblaciones locales. Los países que sufren este problema son Indonesia y Malasia.

deforestacion

Dato alarmante

“La deforestación para cultivar aceite de palma contribuye significativamente al cambio climático por emisión de gases de efecto invernadero, debido al drenaje de los suelos ricos en carbono y la quema de rastrojos”.

En el etiquetado…

La actual norma sobre el etiquetado en los alimentos de la Unión Europea dejó claro que tenía que evitarse lo poco que se concreta a la hora de añadir las palabras “aceites vegetales”. Hay que ser claro en el etiquetado.

Se puede encontrar bajo diferentes denominaciones:

  • Como ‘aceite’, ‘grasas vegetales’ o palabras con la raíz ‘palm’ (‘palmitato’, ‘palmitate’, ‘palmate’, etc.). Aceite de palma
  • Aceite de palmiste
  • Grasa vegetal (palma)
  • Grasa vegetal fraccionada e hidrogenada de palmiste
  • Sodium Palmitate
  • Estearina de palma (Palm stearin)
  • Palmoleina u Oleina de palma (Palmolein)
  • Manteca de palma
  • Elaeis guineensis (nombre científico de la palma aceitera)

 Ingredientes probablemente procedentes del aceite de palma:

  • Aceite o grasa vegetal (según la reciente legislación europea, ahora hay que indicar el tipo de grasa utilizada. Aún se puede encontrar en productos antiguos)
  • Ácido palmítico, o ácido hexadecanoico
  • Palmitato ascorbilo
  • Ácido esteárico
  • Glicerina
  • Glicerol
  • Sodium Laureth Sulfate
  • Sodium Lauryl Sulfate
  • Palmitoil (o Palmitoyl)
  • Glyceryl Stearate SE
  • Emulgente E472e,
  • Aditivo E160 (Betacaroteno) y similares (Carotenoides, Beta apocarotenal y Éster Etílico
  • Ácido Beta Apocarotenoico)
  • Aditivo E570 – Ácidos Grasos
  • Vitamina A palmitato o Palmitato de retinol

RECOMENDACIONES… en la medida de lo posible evitar el consumo de alimentos portadores de grasas saturadas. Lo recomiendan la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), la OMS, las recientes Guías Dietéticas para Norteamericanos y ya en España la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s